¿Qué son las Sondas vesicales?

Es una sonda que se coloca en el cuerpo para drenar y recolectar orina de la vejiga.

Las sondas vesicales se usan para drenar la vejiga. Su proveedor de atención médica puede recomendar el uso de una sonda si usted tiene:

Incontinencia urinaria (escape de orina o incapacidad de controlar cuándo orinar)
Retención urinaria (ser incapaz de vaciar la vejiga cuando se necesita)
Cirugía en la próstata o los genitales
Otras afecciones como esclerosis múltiple, lesión de la médula espinal o demencia
Las sondas vienen en muchos tamaños, materiales (látex, silicona, Teflon™) y tipos (de Foley, recta, de punta acodada). Una sonda de Foley, por ejemplo, es un tubo suave de plástico o caucho que se introduce en la vejiga para vaciarla de orina.

Su proveedor de atención utilizará la sonda más pequeña posible, en la mayoría de los casos.

Hay tres tipos principales de sondas:

Sonda permanente
Sonda condón
Autosondaje intermitente
SONDAS URETRALES PERMANENTES

Una sonda vesical permanente es una que permanece en la vejiga. Usted puede usarla por un período corto o durante mucho tiempo.

Para recolectar la orina, esta sonda se fija a una bolsa de drenaje. Un tipo de sonda más nuevo tiene una válvula que puede abrirse para dejar que la orina salga.

Un sonda permanente se puede introducir en la vejiga de dos maneras:

En la mayoría de los casos, la sonda se introduce a través de la uretra. Este es el conducto que lleva la orina desde la vejiga hacia afuera del cuerpo.
Algunas veces, el proveedor de atención médica introducirá una sonda en la vejiga a través de un agujero pequeño en el abdomen. Esto se hace en el hospital o en el consultorio del proveedor de atención médica.
Una sonda permanente tiene un globo pequeño inflado en el extremo. Esto impide que dicha sonda se deslice fuera del cuerpo. Cuando es necesario quitar la sonda, se desinfla el globo.

SONDAS CONDÓN

Las sondas condón pueden utilizarse en hombres con incontinencia. No se coloca una sonda dentro del pene. En su lugar, se coloca un dispositivo similar a un condón sobre este. La sonda va desde este dispositivo a una bolsa de drenaje. Esta sonda debe cambiarse todos los días.

SONDAS INTERMITENTES

Usted usa una sonda intermitente cuando solo es necesario utilizarla algunas veces, o si no desea usar una bolsa. Usted o su cuidador introducen la sonda para drenar la vejiga y luego la retiran. Esto puede hacerse una o varias veces al día. La frecuencia dependerá de la razón por la que necesita usar este método.

BOLSAS DE DRENAJE

En la mayoría de los casos, una sonda se fija a una bolsa de drenaje. Hay dos tipos de bolsas:

Una bolsa de pierna es un dispositivo pequeño que se fija por medio de bandas elásticas a la pierna. Puede contener de 300 a 500 mililitros de orina. Se usa durante el día, debido a que se puede ocultar bajo los pantalones o las faldas. Se puede vaciar fácilmente en el inodoro.
Usted puede usar un dispositivo de drenaje más grande durante la noche. Este puede contener de 1 a 2 litros de orina. El dispositivo se cuelga de la cama.
Mantenga la bolsa de drenaje más baja que la vejiga para que la orina no se devuelva hacia esta. Vacíe el dispositivo de drenaje al menos cada 8 horas o cuando esté lleno.

Para limpiar la bolsa de drenaje, retírela de la sonda. Conecte un segundo dispositivo de drenaje a la sonda mientras limpia la vieja.

Limpie y desodorice la bolsa de drenaje llenándola con una mezcla de vinagre y agua. O puede usar blanqueador de cloro en su lugar. Deje que la bolsa se remoje por 20 minutos. Cuélguela con la válvula de salida abierta para que drene y seque.

CÓMO CUIDAR LA SONDA

Para cuidar una sonda permanente, limpie la zona por donde el catéter sale del cuerpo y el catéter mismo con agua y jabón todos los días. Asimismo, limpie muy bien la zona después de todas las deposiciones para prevenir infecciones.

Si usted tiene una sonda suprapúbica, limpie la abertura en su abdomen y la sonda con jabón y agua todos los días. Posteriormente, cúbrala con gasa seca.

Tome bastante líquido para ayudar a prevenir infecciones. Pregúntele al proveedor de atención médica cuánto debe beber.

Lávese las manos antes y después de manipular el dispositivo de drenaje. NO permita que la válvula de salida toque nada. Si la salida se ensucia, límpiela con agua y jabón.

Algunas veces, puede haber un escape de orina alrededor de la sonda. Esto puede ser causado por:

Una sonda que está obstruida o que tiene un retorcimiento
Una sonda que es demasiado pequeña
Espasmos vesicales
Estreñimiento
Tamaño inadecuado del globo
Infecciones urinarias
POSIBLES COMPLICACIONES

Las complicaciones del uso de una sonda incluyen:

Alergia o sensibilidad al látex
Cálculos vesicales
Infecciones de la sangre (septicemia)
Sangre en la orina (hematuria)
Daño renal (por lo regular sólo con el uso de sondas permanentes por mucho tiempo)
Lesión uretral
Infecciones renales o de las vías urinarias
Consulte a su proveedor de atención médica si presenta:

Espasmos vesicales que no desaparecen
Sangrado dentro o alrededor de la sonda
Fiebre o escalofríos
Escape de grandes cantidades de orina alrededor de la sonda
Úlceras en la piel alrededor de una sonda suprapúbica
Cálculos o sedimento en la sonda vesical o la bolsa de drenaje
Inflamación de la uretra alrededor de la sonda
Orina con un olor fuerte o que es espesa o turbia
Muy poco o nada de orina drenando de la sonda y usted está tomando suficiente líquido
Si el catéter resulta obstruido, produce dolor o está infectado, será necesario reemplazarlo cuanto antes.

Nombres alternativos
Catéter urinario; Catéteres suprapúbicos; Sonda permanente; Sonda de Foley
U.S. National Library of Medicine

Fuente: https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1018840798151422&id=111212115580966

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.