Lupus y su diagnóstico

mundo trauma 83

Diagnóstico

El diagnóstico de lupus puede ser difícil y prolongado porque los síntomas con frecuencia  se parecen a los de otras enfermedades. El dolor de las articulaciones puede apuntar a otras formas de artritis, mientras que la fatiga puede hacerle creer que simplemente está estresado o con exceso de trabajo. Como los síntomas crecen y decrecen, los doctores tardan en hacer un diagnóstico definitivo. Por ejemplo, aunque la erupción malar a menudo se considera característica del lupus, muchos pacientes no la manifiestan. Si su doctor primario sospecha lupus, lo podría  remitir a un reumatólogo, mismo que se especializa en artritis y enfermedades autoinmunes.

El reumatólogo comenzará por evaluar varios factores y le realizará un examen físico, incluyendo:

Historial médico. El doctor le hará preguntas sobre sus síntomas: dolor, rigidez, dificultad para moverse, fiebre, fatiga, etc., particularmente cómo y cuándo empezaron, si van y vienen, cuán graves son y si hay algo que los haga mejorar o empeorar.

Examen físico. También le practicará una revisión de las articulaciones, la piel, la respiración y los sistemas circulatorio y nervioso.

Análisis clínicos. Es posible que su médico solicite varias pruebas de laboratorio para descartar otros trastornos y determinar si tiene lupus.

  • Biometría hemática. También llamado conteo sanguíneo completo revela los niveles de células sanguíneas, a saber, eritrocitos, leucocitos y plaquetas (células sanguíneas que ayudan a controlar  el sangrado y la coagulación).
  • Análisis bioquímicos de sangre y orina. Estas pruebas ayudan a determinar si órganos como los riñones y el hígado funcionan normalmente.
  • Biopsia. Quizá le ordenen una biopsia, que consiste en tomar una pequeña muestra de tejido de una erupción o de uno de sus riñones cuando el lupus está activo, para poder examinarla. Este procedimiento puede ayudar a hacer el diagnóstico.
  • Prueba de anticuerpos antinucleares (AAN). Si su reumatólogo piensa que tiene lupus, pedirá que se le practique un análisis de sangre conocido como AAN, que detecta un grupo de autoanticuerpos que se encuentra en la sangre de quienes tienen lupus y que ataca a las células propias del cuerpo. Aunque esta prueba, por sí sola, no diagnostica el lupus, en conjunción con otros análisis y síntomas, puede ayudar a confirmar el diagnóstico.
  • Otras pruebas para detectar ciertos anticuerpos. Si su AAN es positiva, el médico podría solicitar exámenes de anticuerpos específicos. La presencia de anticuerpos contra los fosfolípidos, incluida la cardiolipina, son también comunes en personas con lupus. Se les asocia con el riesgo acrecentado de coágulos sanguíneos, derrames cerebrales y abortos espontáneos recurrentes.
  • Proteínas del complemento. Este examen mide los niveles del complemento en sangre. Por lo general éstos se ven reducidos en personas con lupus activo.
  • Tasa de sedimentación de eritrocitos / Velocidad de sedimentación globular (VSG) y proteína C reactiva (PCR).Ambos son marcadores de inflamación. Concentraciones altas de cualquiera de ellos, junto con otras señales de lupus pueden ayudar a diagnosticar y evaluar la actividad de la enfermedad.

¿Será lupus?

El Colegio Americano de Reumatología (American College of Rheumatology, ACR, por su nombre y siglas en inglés) ha desarrollado pautas para ayudar a los médicos en el diagnóstico del lupus. Si reúne cuatro o más de los síntomas siguientes, estado al menos uno de ellos en cada  categoría, es posible que tenga lupus:

Criterio clínico:

  • Erupción cutánea (sarpullido) que se distribuye sobre las mejillas y el puente nasal (erupción en forma de mariposa).
  • Erupción cutánea (sarpullido) discoidal y escamosa sobre el rostro, el cuello, las orejas, el cuero cabelludo o el tórax.
  • Llagas usualmente indoloras, en la lengua, en el interior de la boca o en la nariz.
  • Caída del pelo (alopecia)
  • Sinovitis (inflamación del recubrimiento de las articulaciones)
  • Serositis o inflamación de los revestimientos del corazón (pericarditis) o de los pulmones (pleuritis).
  • Complicaciones renales, particularmente, la presencia indolora de proteína (albúmina) o de sangre en la orina.
  • Problemas neurológicos (del cerebro), entre ellos convulsiones y trastornos mentales.
  • Anemia hemolítica (recuento anormalmente bajo de eritrocitos).
  • Leucopenia (recuento anormalmente bajo de leucocitos).
  • Trombocitopenia (recuento anormalmente bajo de plaquetas en sangre).

Criterio inmunológico:

  • Cuenta elevada de anticuerpos antinucleares (AAN)
  • Cuenta elevada de anti-ADNcd (anticuerpos anti ADN de cadena doble)
  • Presencia de anticuerpos anti-Smith
  • Presencia de anticuerpos anti-fosfolípido
  • revestimientos del corazón (pericarditis) o de los pulmones (pleuritis).
  • Valores bajos del complemento.
  • Prueba de Coombs directa (anti globulina) en ausencia de anemia hemolítica.
  • Fuente: http://espanol.arthritis.org/espanol/disease-center/imprimia-un-folleto/lupus/

    Continuara próximo articulo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.