Lupus, Definición y Síntomas

mundo trauma 81

¿Qué es el lupus?

El lupus es una enfermedad crónica del sistema inmunológico. El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo en contra de infecciones, como las causadas por bacterias y virus. Cuando una persona tiene lupus el sistema inmunológico produce anticuerpos que atacan a los tejidos propios del cuerpo. El lupus es sistémico, lo que quiere decir que afecta varios órganos, como los riñones, las articulaciones, la piel, la sangre e incluso el cerebro.

En la mayoría de los casos, el término “lupus” se refiere al tipo de lupus conocido como lupus eritematoso sistémico (LES); no obstante, hay cuatro formas principales de la enfermedad.

El lupus es una enfermedad inflamatoria que puede ser crónica. Inflamación se refiere a una reacción que provoca: dolor, calor, enrojecimiento e hinchazón que puede conducir a la pérdida de la función. La palabra crónica significa que la enfermedad persiste durante un período de tiempo largo, el cual podría ser por toda la vida. Sin embargo, quizás no sienta los  síntomas de manera constante.

Muchas personas con lupus advierten cambios en los signos y en los síntomas durante ciertas temporadas. Estos periodos se denominan episodios agudos o periodos de exacerbación y remisiones. Un episodio agudo es el periodo en el que la enfermedad se vuelve más activa con más síntomas. Durante un periodo de remisión, no hay muchos síntomas o están ausentes por completo. A veces, una persona puede entrar en una remisión completa o por una temporada larga, pero esto no significa que la enfermedad haya desaparecido permanentemente.

Los estados de mayor actividad de la enfermedad, en que los síntomas se intensifican se llaman episodios agudos o periodos de exacerbación.

¿Cuáles son los tipos de lupus?

El lupus puede presentarse en diferentes formas. Puede afectar la piel únicamente (salpullido discoidal) o puede comprometer varios órganos internos (lupus sistémico). También existe un tipo de lupus muy raro que puede originarse por ciertos fármacos (lupus inducido medicamentoso).

Lupus sistémico

El tipo de lupus más común es el sistémico o LES. Los casos van de muy leves a severos. El LES puede afectar varias partes del cuerpo y causar dolor en las articulaciones, fatiga, alopecia (caída del pelo), sensibilidad a la luz, fiebre, salpullido y problemas renales.

Lupus eritematoso cutáneo

Cutáneo quiere decir “de la piel”. Esta clase de lupus provoca erupciones cutáneas (sarpullido), lesiones, alopecia, úlceras, foto sensibilidad o inflamación de los vasos sanguíneos de la piel (vasculitis). Existen tres clases de lupus cutáneo:

  • Lupus eritematoso discoidal. Principalmente afecta la piel. Las lesiones a menudo son rojas, con relieve y escamosas. Generalmente no duelen, pero pueden causar cicatrices o decoloración permanente de la piel. Las lesiones discoidales también son muy sensibles a la luz. Algunos individuos con este tipo de lupus desarrollarán LES.
  • Lupus eritematoso cutáneo subagudo. Genera extensas lesiones rojizas escamosas en las partes del cuerpo comúnmente expuestas al sol y a la luz artificial como brazos, cuello y hombros. Aproximadamente el 50% de las personas con lupus cutáneo subagudo también tienen LES.
  • Lupus cutáneo agudo.Las lesiones ocurren en quienes están pasando por un episodio de exacerbación del LES. La clase más común es la malar o salpullido en forma de mariposa (porque se distribuye sobre las mejillas y el puente nasal).

Lupus medicamentoso (secundario)

Ciertas clases de fármacos para tratar enfermedades crónicas como hipertensión, epilepsia o artritis reumatoide pueden originar esta forma de lupus. Aunque es similar al LES, los síntomas a menudo desaparecen una vez que el medicamento se suspende.

Lupus neonatal

Aunque raro, el lupus neonatal puede afectar a los hijos de las mujeres con lupus. Esta clase de lupus se debe a la transferencia de anticuerpos de la madre al feto en el útero. En la mayoría de los casos los síntomas desaparecen después de unos seis meses. Los síntomas son salpullido, problemas hepáticos y recuento de glóbulos bajo. Muy raramente un bebé con lupus neonatal presentará defectos serios del corazón. Los médicos normalmente identifican a las madres de alto riesgo y tratan al bebé antes o en el momento de nacer para disminuir los síntomas.  El lupus neonatal no indica necesariamente que el bebé vaya a desarrollar lupus más adelante.

El lupus eritematoso sistémico representa aproximadamente el 70% de los casos de lupus.

¿Cuáles son las causas del lupus?

Se ignora la causa del lupus, con excepción de la del lupus medicamentoso, pero los científicos creen que varios factores medioambientales pueden desencadenar la enfermedad en las personas con predisposición a ella. Al igual que muchas enfermedades, la herencia es un elemento importante. El conocer el historial médico de su familia puede ayudar a los doctores a diagnosticar y tratar el lupus más eficientemente. Los científicos creen que las hormonas juegan un papel substancial, puesto que el lupus ataca con frecuencia a mujeres en edad de procrear.

Desencadenantes posibles de lupus

Ciertos individuos nacen con tendencia a desarrollar lupus; el cual puede desencadenarse por

  • El sol
  • Los medicamentos
  • Las hormonas

¿A quiénes afecta el lupus?

Aunque no hay estudios a gran escala sobre la incidencia del lupus, se calcula que existen más de 1.5 millones de personas en este país con la enfermedad. La mujeres afroamericanas tienen tres veces más probabilidades que las blancas de desarrollar lupus. Las mujeres orientales y las hispanas presentan mayor tendencia al lupus que las anglosajonas. El lupus puede afectar a personas de cualquier edad, sexo y origen étnico, pero aproximadamente un 90% de los adultos con lupus son mujeres de entre 15 y 45 años.

El lupus puede afectar a cualquier edad, sexo y origen étnico, pero 9 de cada 10 adultos con lupus son mujeres entre los 15 y los 45 años de edad.

¿Qué sucede en el lupus?

Las personas con lupus tienen un sistema inmunológico hiperactivo. Un sistema inmunológico sano crea anticuerpos que combaten bacterias, infecciones y gérmenes. Con el lupus, el sistema inmunológico del individuo produce anticuerpos contra sí mismo (llamados autoanticuerpos), atacando células y tejidos sanos, resultando en una inflamación crónica. La inflamación causada por el lupus puede afectar diversos sistemas del cuerpo, incluyendo las articulaciones, la piel, los riñones, las células de la sangre, el cerebro, el corazón y los pulmones.

Síntomas del lupus

El lupus afecta a cada quien de manera distinta. Algunas tienen síntomas muy leves que avanzan lentamente, mientras otras tienen síntomas graves, potencialmente fatales que aparecen súbitamente. Sea grave o leve, el lupus constituye una enfermedad crónica que requiere vigilancia médica constante y tratamiento. Al igual que muchas enfermedades autoinmunes, los síntomas del lupus van y vienen.

Síntomas comunes del lupus

  • Dolor articular. La inflamación que produce un sistema inmunológico hiperactivo puede resultar en articulaciones hinchadas y dolorosas.
  • Salpullido. Una de las características del lupus es la erupción cutánea en forma de mariposa que se extiende de las mejillas al puente nasal que pudiera parecer una quemadura de sol. El lupus también puede generar un salpullido escamoso en forma de disco en cara, cuello, orejas, cuero cabelludo y pecho.
  • Alopecia. El mismo lupus o los fármacos para tratarlo pueden generar la caída del pelo.
  • Foto sensibilidad. Muchas personas con lupus son hipersensibles a la luz, es decir, a la luz ultra violeta del sol y de la luz artificial. Los síntomas del lupus pueden empeorar tras la exposición a la luz solar, la cual puede causar salpullido, fatiga y cefaleas.
  • Fatiga. Todos se cansan de vez en cuando, pero las personas con lupus experimentan una fatiga que no cesa con el descanso.
  • Dificultad para respirar. Quienes tienen lupus pueden notar problemas pulmonares, como dolor de pecho, falta de aliento y un dolor punzante al respirar, toser, reír o estornudar. En ciertos casos, hay síntomas de inflamación del recubrimiento de los pulmones (pleuritis) o de la envoltura del corazón (pericarditis).
  • Problemas renales. Un tercio de quienes tienen lupus desarrollarán nefritis o inflamación de los riñones. Esto puede generar hipertensión, sangre en orina, orina con espuma e hinchazón de las piernas. Sin embargo, la nefritis lúpica es a menudo asintomática, por lo cual es fundamental hacerse análisis de orina regularmente.
  • Problemas mentales. Algunas personas con lupus pueden advertir problemas con la memoria o confusión.
  • Úlceras orales. Es común presentar llagas mucosas, son distintas a las llagas en la boca (fuegos) y generalmente no duelen.
  • Trastornos de la sangre. A menudo se manifiestan anomalías de la sangre, como anemia, recuento plaquetario bajo (trombocitopenia), recuento de leucocitos bajo (leucopenia) y coágulos sanguíneos (trombosis). Si la trombosis no se controla pueden producirse trastornos graves o un accidente cerebrovascular.

mundo trauma 82.jpg

Fuente: http://espanol.arthritis.org/espanol/disease-center/imprimia-un-folleto/lupus/

Continuara próximo articulo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.